¡No se están respetando las reglas en la Convención!

Por Rocío Cantuarias | Convencional Constituyente Abogada


Nuestra fuerza no está en los gritos, no está en un incidente verbal o en aquellos actos que dañan la fe pública. Nuestra fuerza radica en el respaldo de la razón QUE SE BASA en la norma jurídica.


Me preocupa que:

1) El desprecio revolucionario por las instituciones las ponga en riesgo, a través, por ejemplo, del rechazo categórico de algunos a los 2/3 pactados por el Acuerdo por la Paz, ya que, si las instituciones colapsan, entonces SE ACABAN LAS FORMAS PACÍFICAS DE DISTRIBUIR Y EJERCER EL PODER que estas instituciones definen.


2) Que no se recuerde que la legitimidad de la Convención y sus reglas, como el quórum de los 2/3, son fundamentales para su preservación y éxito.


3) Constatar el peligro del "poder no sujeto a reglas", como lo hemos constatado en esta Convención y, por lo mismo, la importancia del estado de derecho.


La institucionalidad de nuestro país es patrimonio de la ciudadanía, que en el curso de los años ha ido plasmando en ella el consenso fundamental para su convivencia. Atentar contra ella es destruir, no sólo el patrimonio cultural y moral de nuestra Nación, sino que negar, en la práctica, toda posibilidad de vida democrática.


No podemos permanecer indiferentes a las consecuencias de esta travesía irresponsable de plasmar normas tramposas. Así, la aprobación de plebiscitos porfiados que no respetan la legislación vigente, está cargada de demagogia, de discursos ampulosos, estridentes y de mucha tergiversación, que van a provocar, muy probablemente, consecuencias difíciles de dimensionar para este proceso constitucional y nuestra democracia.


Le pido humildemente, a quienes me están leyendo, lucidez y coraje para dimensionar la importancia de respetar las reglas y enterarse de lo que está pasando.