El Obstinado Trump. Por Jorge Abasolo

No se trata de apostrofar, increpar o darle como caja a Donald Trump, pero la idea de construir un muro en la frontera sur de Estados Unidos es de las más disparatadas que han salido desde la Casa Blanca. Se sabe que el costo del mentado muro alcanzaría los 37 mil millones de dólares.

Tal cifra equivale a más del doble de la inversión extranjera en México el año pasado, y no servirá para poner coto al problema. Mientras haya cuates y latinoamericanos en estado de inanición y con más hambre que piojo de peluca, seguirán encontrando la forma de emigrar. Lo harán por Canadá…o por mar, o como lo están haciendo casi la mitad de los indocumentados actualmente: por avión, viajando con visas de turismo y quedándose en Gringolandia, como Pedro por su casa.

Algunos demócratas ya han propuesto que sería más sensato construir un Muro al interior de la Casa Blanca y encerrar a Donald Trump. El costo de éste sería mucho más barato y el país quedaría más tranquilo.

En enero de este año ha asumido el nuevo Congreso, y los demócratas contarán desde ahora con mayoría en la Cámara Baja, lo que les permitirá forzar acuerdos o iniciar investigaciones.

Los demócratas ya han hecho saber que la construcción del Muro es un derroche de recursos. A su vez, la líder de la oposición en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, ha presentado una propuesta presupuestaria transitoria para desbloquear los servicios paralizados que contemplan US$ 1.300 millones para cercos fronterizos y medidas relacionadas, lo que dista en mucho de la aspiración de Trump.

Huelga decir que harto más salutífero sería que el Congreso norteamericano aprobara un proyecto de ley para crear un “Fondo de Inversiones de Norteamérica” con el fin de construir carreteras, puertos y líneas de banda ancha de Internet en el sur y centro de México, de donde sale la mayor parte de los migrantes.

Pero Donald Trump salió más porfiado que burro en celo. Es cierto que una cosa son las promesas de campaña y otra muy distinta es la realidad. Por su inexperiencia en política, este advenedizo colorín hizo todo lo contrario de lo que la sabia política aconseja. En consecuencia, puso en práctica un adagio muy gringo: “the greatest danger in life is to take many precautions” (el mayor peligro de la vida consiste en tomar demasiadas precauciones).

Ahora, ese apotegma le puede jugar en contra…

Fundación Nueva Mente